Quién soy?

Desde pequeño, incluso desde mis primeros recuerdos, el mundo del automóvil, los coches, las motos, los camiones, … todo lo que tuviera ruedas…, provocaba en mi una admiración y pasión desmesuradas. Casi diría que rallando la obsesión!? Llegué a colecciones de más de 200 coches en miniatura, que cuidaba cual más bello tesoro. Me gastaba la paga semanal en comprar revistas de coches!? Recuerdo muy bien cuál fue la primera… era el año 1984, si mal no recuerdo. Acumulé más de 500 revistas! Hasta tal punto me apasionaba ese mundo que, cuando en el colegio mis compañeros se dedicaban a borronear sus libretas de estudio con dibujos de mofas del profesor de filosofía o de las curvas superiores de las compañeras de clase, yo me dedicaba a dibujar lo que ahora me parecerían cajas de cerillas con ruedas!? Y no se me debía de dar tan mal cuando al descubrirme el profesor, ni me decía nada, ni me mandaba parar!?

Fue por esa razón que empecé a tomármelo cada vez más en serio. A no ocupar solamente los márgenes de mis libretas, sino a llenarlas enteramente de “objetos rodantes no identificados”! Recuerdo que empecé en 8º de EGB, tendría yo 11-12 años!? Era un pésimo estudiante, sin embargo no bajaba de sobresalientes en las asignaturas de dibujo y artes. Llegué a ganarme la amistad de mi última profesora de diseño (ya no recuerdo su nombre), era diseñadora de joyas y me entusiasmaba oírla hablarme y contarme historias sobre el diseño. Aunque lo que más me sorprendió fue averiguar que la gente se podía ganar la vida dibujando, diseñando! Ahí empezó todo!! Esa encantadora profesora encendió la mecha! Me colgaba mis dibujos en el pasillo principal del colegio para que todos pudieran verlos! Me animó y me motivó para que orientara mi carrera hacia el mundo que tanto me gustaba. El mundo del diseño de coches!!!

Tras varios años de rebotes! La información acerca de qué hacer para llegar a ser un diseñador de coches era escasa, o nula!? Empecé por entrar en la facultad de Ingeniera Superior de Terrassa, en Barcelona. Creyendo que el camino pasaba por realizar la carrera de Ingeniería Industrial Superior, para luego especializarme con un Máster en Diseño Industrial!? Aunque el lamentable estudiante que era, me impidió progresar adecuadamente… Sin embargo, poco antes de finalizar mi segundo semestre, me volvió ocurrir lo que me ocurriera en el Colegio; no conseguía aprobar más asignaturas que la de dibujo técnico, llegando incluso a tener una cualificación global, sin haber realizado aún el examen final del primer curso de ingeniería, de notable!?!?

Casualidades de la vida! En una de tantas revistas de coches que me seguía comprando apareció “EL REPORTAJE”!!! Era un número de la revista AUTOMÓVIL, corría el año 1992 o 1993, me bailan las fechas… Y el título del reportaje: “CÓMO SER DISEÑADOR Y NO MORIR EN EL INTENTO”!!!! Esa fue la clave!! Ese fue el desencadenante final!! El contenido de tan importante para mi reportaje trataba, explícitamente sobre las opciones, caminos y sugerencias a seguir para poder llegar a convertirse en un diseñador de automóviles. Incluía dos entrevistas clave; entrevistaban a dos diseñadores senior!? “José María González Gancedo” y “Francisco Villafáñez”. El primero ex estudiante del Art Center College de Pasadena, en California. Y el segundo, autodidacta que se dedicaba, entre otras cosas a transmitir sus conocimientos y experiencias a futuros candidatos. El caso es que no solo se hablaba de cuáles eran las escuelas universidades donde impartían cursos relacionados específicamente con el diseño de automóviles, sino cómo y dónde empezar…!?

Así pues. Me puse en marcha… Dejé mis fracasados estudios de Ingeniería para asistir a un curso de diseño y “rendering” de automóviles impartido por José María González Gancedo en una academia de estudios que se llamaba CREATECNIA y que estaba en mi Barcelona natal!? La suerte fué que no solo tuve a José María de mentor, sino que Francisco Villafañez también formó parte del profesorado de aquel curso…

Ambos me ayudaron enormemente a encaminar mis esfuerzos por el camino correcto y directo. Me cree un “portfolio” de diseño y me puse en contacto con varias de las escuelas mencionadas en el reportaje de la revista AUTOMÓVIL. Solicité información tanto al Art Center College de Pasadena, como a la Universidad de Coventry; Coventry School of Art an Design. Económicamente no me podía permitir el colegio americano, así que me decidí por la escuela de Reino Unido. Me apunté a todos los cursos de Inglés que pude, me fui a hacer la mili!? Y, en cuanto tuve la oportunidad me presenté a las pruebas de acceso para entrar en el curso de ” Bachelor of Arts in Transport Design” por la            Coventry University. No sin esfuerzo, conseguí una plaza!! Era el año 1997…

Tal fue mi ímpetu por acceder a la mencionada escuela universitaria que el primer curso quedé entre los cinco mejores estudiantes de la clase. Y eso que éramos como unos 100 o así!?!?

Otra maravillosa casualidad de la vida hizo que, mientras estaba estudiando el primer curso de la carrera me llamaran de una empresa porque les habían pasado mis datos en la escuela de Inglés de Barcelona donde estudié desde que finalicé la mili hasta que entré en la universidad. La escuela de Inglés se llamaba Wall Street Institute. Y realicé el temario de todo un año, 4 niveles, en tan sólo 4 meses!! El caso es que les pasaron mis datos a ésta empresa porque les pidieron si conocían a alguien con buen nivel de Inglés y conocimientos de automoción!?!? Por supuesto que todo el mundo en la escuela sabía de mi afición y deseo de convertirme en diseñador de coches! En fin… la empresa, en principio, buscaba gente para realizar los tests de prelanzamiento para un nuevo vehículo que estaba a punto de comercializarse… La empresa se llamaba “Rücker Iberica” (luego pasaría a llamarse: “Rücker Lypsa“). Así que me llamaron. aunque yo ya me encontraba en Coventry. Les comenté que me encontraba realizando la carrera de Diseño de Transporte… a lo que me contestaron: -Pues nosotros también tenemos un departamento de diseño!?- Luego ante mi imposibilidad de desplazarme hasta las pistas de la IDIADA en Tarragona, donde se iban a realizar las pruebas, me ofrecieron seguir en contacto con ellos y ver la posibilidad de realizar unas prácticas de diseño con ellos en verano!?!?

El coche objeto de las pruebas era el Smart Fortwo!!!

Así que Cristóbal Carrasco, uno de los cinco mejores de la clase en el BA Hons Transport Design Degree de Coventry en el año 1997-98, consiguió uno de sus sueños… trabajar en un estudio de diseño de automóviles nada más haber empezado mis estudios!?

Allí conocí a Máximo Rubio. Un excelente profesional del diseño, cargado de paciencia, que me ayudó a perfeccionar mi técnica de representación…

A finales del segundo curso, se nos presentó la posibilidad de realizar la carrera de dos maneras: como BA Hons de 3 años; siendo el siguiente año el proyecto final de carrera y la obtención del título, o como BA Hons Sandwhich Placement; realizando un año de prácticas en empresa para luego realizar el proyecto final de carrera y finalizarla en 4 años! Incluso se nos dijo que podríamos realizar el proyecto final bajo la tutela de la empresa y así alargar el “placement” hasta dos años!? Lo primero que pensé fue en comunicárselo a los de “Rücker”! Aceptaron y me contraron como diseñador junior part time. Y empecé a darle vueltas a mi proyecto final de carrera.

Durante mi año de prácticas en Rücker tuve la oportunidad de trabajar en diversos proyectos internos, junto a los diseñadores senior, entre ellos el diseño del interior del Airbus A3XX (posteriormente; AIRBUS A380), varios trabajos para SEAT y, el que más me satisfizo: las nuevas llantas para el nuevo SEAT Leon Cupra FR a lanzar en 2004!! Éste proyecto se realizó a modo de concurso interno entre los diseñadores de Rücker. Se presentarían todas las aportaciones a SEAT, y ésta elegiría la opción ganadora. Ni en mis más optimistas sueños pensé en ganar aquel concurso… pero lo gané!! SEAT eligió mi diseño!! …y las llantas del SEAT Leon Cupra FR post 2004 están diseñadas por mi!! Las de doble brazo con el centro de la llanta minúsculo y cinco brazos.

Aunque nunca la felicidad dura mucho, ya me había hecho a la idea de realizar mi proyecto final de carrera en Rücker, cosa que ellos también habían aceptado, me había comprado un coche, me había independizado y me había fundido el dinero que me quedaba ahorrado… Van los de Coventry y me llaman por primavera del año 2000 para decirme que han cambiado las normas y que para poder obtener mi título es necesario que realice mi proyecto final de carrera en Coventry!?!? Porque además, ahora se incluye un proyecto en grupo en el primer semestre del curso. Y si no vuelvo, solo me darán un diploma acreditativo de los dos años que estuve en el curso, pero sin titulación ni validez ninguna!

El jarro de agua fría fue considerable. Aterricé en tierra, estrellándome de bruces contra el suelo. No estaba dispuesto a que me robaran mi sueño de ser OFICIALMENTE un diseñador de coches!!

La decisión, aunque dura, fue la única posible: dejar mi trabajo en Rücker y volver a Coventry. Pedirle ayuda a mi madre, cosa que no hice en los otros dos años anteriores, alquilar mi piso por habitaciones y pedir una hipoteca sobre el mismo! Tenía que acabar la carrera como fuera!

Los ánimos estaban algo bajos. La empatía con la Universidad por los suelos… Aún así me propuse terminar mi carrera! Nadie lo iba a impedir sin que yo luchara devuelta! Incluso había de sacar algo positivo de todo aquello! El proyecto en grupo decidí hacerlo con unos compañeros fenomenales! Decidimos diseñar un barco tipo “Tender”, como los que se usan en las grandes embarcaciones como lanchas auxiliares o motos de agua. Y, cómo no, había de ser completamente revolucionario y original. Así que hicimos un viaje a los astilleros de Fairline Marine Projects en el Sur de Inglaterra. Allí nos enseñaron mucho y, sobretodo, nos cenvencieron para realizar nuestro proyecto para ellos, puesto que estaban en proceso de generar ese tipo de embarcación para su yates modelo “Phantom” y “Squadron”. Nos dieron las medidas internas del hueco en el que debían encajar y la inyección de moral suficiente para que el grupo nos pusiéramos a trabajar como locos! La primera decisión fue realizar una modificación o nueva versión de un concepto de embarcación ya existente: las motos de agua. Luego decidir que queríamos que tuviese capacidad para 4 personas, incluido el conductor. Con estas premisas nos pusimos a diseñar! Pronto nos dimos cuenta de la dificultad de hacer una moto de agua de 4 plaza que cupiese en los Fairline!? Así que le dimos al proyecto una revolución: diseñamos un casco completamente nuevo. Inspirándonos en un “trimarán” hicimos un casco de tres quillas que se unían en una sola en la parte trasera. De esa manera conseguíamos más anchura y colocar una fila de dos asientos central y dos asientos laterales, uno a cada lado de la fila central. Consiguiendo, de esta manera, un reparto de pesos siempre ideal y balanceado!

Debió de gustarles, puesto que nos llamaron de la dirección de la Universidad para avisarnos de que Fairline estaba muy contenta con la propuesta que les hicimos y que la estaban estudiando para llevarla a producción!?

Lástima que se metiera por medio “ZODIAC” y presentase una embarcación tipo Tender con casco semi-rígido, misma distribución de personas, pero más económica de producir que la nuestra!? Por consiguiente, Fairline desestimó, finalmente, nuestra propuesta, para comprar la de ZODIAC!? Lástima! Aunque eso no nos quitó la alegría y la felicidad de haber realizado semejante proyecto y de haber descubierto que nuestras ideas tenían sentido en el mercado!

Mi proyecto final de carrera. El que llevaba “mascullando”, estudiando, pensando, durante los últimos dos años iba a ser aún más revolucionario, si cabe!? Me propuse diseñar un nuevo concepto de vehículo de transporte urbano público, o semi público!? Utilizando la multitud de nuevas tecnologías que estaban emergiendo en el mercado: Pila de combustible, sistema de propulsión MAGLEV, tecnología anticolisión, sistemas de comunicación avanzados, etc, etc…

Mi “coche” no llevaría ruedas, no utilizaría ningún sistema de propulsión por fricción, no contaminaría nada, no necesitaría conducción activa, se desplazaría por raíles tanto a nivel del suelo como elevados… Las caras de mis tutores en la Universidad cuando les expliqué en qué iba a consistir mi proyecto final de carrera eran un mapa!? Amenazantes, me dijeron que no creían que fuera un buen proyecto. Rücker lo había visto y estaba dispuesta a participar en el proyecto, siempre y cuando lo realizara en sus instalaciones!? Así que me empeciné y les dije a mis tutores que me daba igual su opinión. Que yo haría MI proyecto como lo había estado planeando los últimos dos años! Lo cual no me granjeó buenas amistades entre los tutores de la universidad… Hasta el punto de que me hubieran suspendido, sino hubiese sido porque en la presentación final de la carrera participaron evaluadores externos venidos del Royal College of Art de Londres; la mayor institución mundial en diseño!? Fueron estos evaluadores externos los que me llamaron para entrevistarse conmigo en privado y preguntarme sobre mi proyecto. Fueron ellos los que me dijeron que los tutores de Coventry me iban a suspender. Y fueron ellos los que, con sus notas, consiguieron que mi media fuera de aprobado, finalmente!!!

Incluso conseguí aparecer en un reportaje sobre diseñadores en la revista AUTOPISTA

Ese fue el momento “culmen” de mi carrera como diseñador de coches!?

Todos mis esfuerzos reflejados en aquel reportaje a nivel nacional. Todos esos años de sacrificios, de ruina económica. Todo desembocó en aquel momento espectacular, único e irrepetible.

Cristóbal lo consiguió!! Cristóbal se convirtió en un diseñador de coches “reconocido”!!!

Aunque toda bonita historia tiene su fin… Tras terminar la carrera, me puse en contacto con Rucker… Pero ahora buscaban diseñadores que supieran diseñar en CAD, que supieran utilizar el programa ALIAS AUTODESK. Ya no hacía falta la experiencia “in situ”. Sin ALIAS no había trabajo!? Sin dejarme vencer por aquel bofetón de realidad, mandé mi Currículo a todos los estudios de diseño de Barcelona! La misma respuesta en todos…: Sin ALIAS no hay trabajo!?

Así pues me informé sobre cómo y dónde realizar un curso de ALIAS en Barcelona. La escuela ELISAVA lo impartía! Y los profesores eran antiguos compañeros míos de Rucker!? Pero el precio me cerró las puertas… más de 9.000€ y un año de clases mañana y tarde!! Y yo con una hipoteca que pagar…

Allí acabo mi carrera de diseñador. Sin recursos, sin ánimos, con un título que ya no era sufieciente, sin moral… Decidía hacer una cambio radical en mi vida y me trasladé a vivir a Lorca, Murcia. El lugar donde solía ir de vacaciones con mi familia y donde tenía una casa donde vivir (mi piso lo tenía alquilado). Pero esa es otra historia….

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push([‘_setAccount’, ‘UA-32916339-1’]);
_gaq.push([‘_trackPageview’]);

(function() {
var ga = document.createElement(‘script’); ga.type = ‘text/javascript’; ga.async = true;
ga.src = (‘https:’ == document.location.protocol ? ‘https://ssl’ : ‘http://www’) + ‘.google-analytics.com/ga.js’;
var s = document.getElementsByTagName(‘script’)[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: